cpagriculturaaguadaLa propuesta construcción del Conector PR-416, impulsada por el Alcalde de Aguada Luis Alberto Echevarría y actualmente ante la consideración de la Autoridad de Carreteras (AC) constituiría una crasa violación a la ley que designa los terrenos del Valle del Coloso como Reserva Agrícola, y es un nuevo atentado de esta administración contra los terrenos de alto valor agrícola o ambiental en Puerto Rico. Esta nueva acción colocaría al país en un nivel de mayor riesgo ante una crisis alimentaria, denunciaron los representantes Luis Vega Ramos, miembro de la Comisión de Recursos Naturales, Ambiente y Energía de la Cámara, y Brenda López de Arrarás, portavoz del PPD en la Comisión de Agricultura, junto al legislador municipal de Aguada, Jessie Cortéz Ramos y un grupo de agricultores y residentes de la comunidad. 

 

 

La Ley 142 del 2000 declara la política pública del desarrollo agrícola de los terrenos comprendidos dentro del Valle del Coloso. La misma destina el uso de los terrenos que componen esta reserva para fines estrictamente agrícolas y establece unas limitaciones y prohibiciones al tipo de actividades permitidas en dicha reserva. Junto a la reserva del Valle de Lajas constituye uno de los dos espacios de terrenos aún cultivables de mayor valor agrícola en Puerto Rico. La reserva agrícola tiene una extensión aproximada de 3,200 cuerdas de terrenos.

FIG-03 PROJECT_ALTERNATIVES-Layout1 

"Es una nueva tragedia que se sigan poniendo en peligro las reservas agrícolas y naturales del país. En momentos en que el pueblo lucha por defender las tierras agrícolas de Gurabo, propiedad de la UPR, de una permuta impulsada por el alcalde de dicho municipio, y que una amplia coalición cívica lucha por proteger el Corredor Ecológico del Noreste (CEN) del intento del gobernador Fortuño de destruirlo y entregárselo a unos desarrollos peligrosos, se abre un nuevo frente en Aguada. Ahora el alcalde Echevarría se une a la Autoridad de Carreteras de Fortuño para iniciar el debilitamiento de la Ley 142 con miras a destruir la reserva agrícola del Valle del Coloso mediante nuevos desparramamientos urbanos. La construcción del conector PR-416 es el primer paso en aras de sacrificar esas tierras y de un mal llamado progreso," explicó Vega Ramos.

 

Por su parte, la Representante Brenda López de Arrarás afirmó que "esta investigación tiene que darse y estoy segura de que van a aflorar muchas violaciones a la ley. Exigimos una explicación de Fortuño, del alcalde de Aguada, de la Junta de Planificación, de Recursos Naturales. Que rindan cuentas y den a conocer los detalles sobre la Consulta Ambiental requerida. Bajo que circunstancias se dio luz verde para este proyecto. Queremos la información, tienen que escuchar al pueblo. Tienen que celebrar las vistas públicas,".

 

El legislador municipal Jessie Cortéz Ramos, junto a un grupo de agricultores y residentes de Aguada denunciaron que en días recientes, personal del Municipio de Aguada ha realizado movimientos en tierras pertenecientes a la reserva, lo cual provocó algunos incidentes. De hecho, ya el municipio ubicó en terrenos de la reserva un almacén de vehículos oficiales, en claro intento de generar justificantes para el propuesto conector. Varios de los agricultores y residentes señalaron que la autorización de la construcción de la vía pública tendría graves consecuencias sobre los proyectos agrícolas que hoy operan en la reserva y los que pudieran operar en el futuro. Los ciudadanos presentaron evidencia documental y gráfica sobre la propuesta de conector y el efecto que la misma comienza a tener en Aguada. (Cita Cortéz)

Mediante resolución, los representantes solicitaron a la Cámara, que investigue exhaustivamente posibles violaciones a la Ley 142 por parte de las agencias estatales y el Municipio de Aguada relacionadas a la propuesta construcción en los terrenos del Valle.

 

Igualmente Vega Ramos y López de Arrarás junto a Cortés Ramos, solicitaron mediante carta al Director Ejecutivo de la Autoridad, Rubén Hernández Gregorat, que les someta en un plazo de cinco días, el estatus de la Consulta Ambiental en torno al conector, las fechas identificadas para la celebración de Vistas Públicas y el Análisis legal en cuanto a cómo el proyecto constituiría o no una posible violación de la ley 142 del 2000.

 

"Hernández Gregorat tiene la obligación de explicar que pasó con la vista pública anunciada y solicitada por la comunidad. Más aún tiene el deber, moral y ministerial, de mostrar la opinión legal, si existe, que concluya que la carretera propuesta no viola la Ley 142 que establece la reserva agrícola. De no hacerlo en el período establecido, demostrará complicidad con quienes quieren destruir el Valle del Coloso," dijo Vega Ramos.

 

La representante López de Arrarás enfatizó el patrón continuo de la actual Legislatura de aprobar leyes y resoluciones para derogar protecciones existentes a tierras de valor agrícola. "Sin tierra no hay agricultura. Este Gobierno, tanto Fortuño como la legislatura cada día toma acciones concertadas para despojarnos de los pocos terrenos que quedan y que tan necesarios son para el cultivo y producción de alimentos. Esto lo venimos denunciando desde que llegamos a la legislatura. Actualmente, importamos un noventa por ciento de lo que consumimos; la tendencia es peligrosa y si no detenemos los planes de esta administración, nos encaminamos a una crisis sin precedentes en la agricultura del País".

 

La construcción del Conector PR – 416, desde la carretera PR – 417, kilómetro 2.30 en el Barrio Piedras Blancas hasta la carretera PR – 418, kilómetro .046 en el Barrio Guanábano del Municipio de Aguada, atentaría contra el espíritu de la ley que estableció la reserva agrícola, provocando una reducción en los terrenos destinados a la actividad agrícola en la zona noroeste del país. En semanas recientes, la Autoridad de Carreteras anunció un proceso de vistas públicas sobre el propuesto Conector PR – 416 y los ciudadanos afectados han solicitado participar del mismo. Sin embargo, aún no se les ha notificado sobre la celebración de la misma. Por otro lado, el gobierno municipal ha comenzado a realizar movimientos de materiales y equipo en el área de la reserva agrícola que estaría afectada por dicho proyecto.