Tus derechos

logoversion1

LuisVegaRamosRobertoBobbyRamrezRoberto "Bobby" Ramírez, candidato a alcalde en Cabo Rojo por el Partido Popular Democrático (PPD), denunció hoy el uso ilegal de maquinaria y personal de dicho municipio en las instalaciones del Hotel Lighthouse que se declaró en quiebra recientemente por deudas ascendentes a $127 millones y cuya construcción está paralizada.

 

"La alcaldesa Perza Rodríguez autorizó el uso ilegal de maquinaria y personal del municipio de Cabo Rojo para realizar trabajos en el quebrado Hotel Lighthouse, mientras nuestras carreteras y caminos municipales están llenos de boquetes y sin desyerbar, lo que ocasiona contratiempos a los transeúntes, accidentes y averías a los vehículos", afirmó Ramírez.

 

El candidato a Alcalde del PPD en Cabo Rojo explicó que "la Alcaldesa no está autorizada a utilizar empleados y maquinaria en dicho hotel porque la Resolución 25, Serie 2011-2012, sólo la autoriza para colaborar con las gestiones que efectúe la hospedería ante entidades gubernamentales y privadas".

 

Informó que "cuando uno de sus colaboradores comenzó a tomar las fotos que acompañan este comunicado y que evidencian los trabajos que realiza ilegalmente el municipio de Cabo Rojo hace varios días en las instalaciones del hotel, varios de los trabajadores municipales lo increparon e intentaron evitar que fotografiara la maquinaria y los empleados municipales."

 

"La actuación amenazante de los empleados para que no los fotografiaran, evidencia que no desean que se denuncie ante el pueblo la ilegalidad de sus actos autorizados por la alcaldesa Rodríguez", declaró Ramírez.

 

El Presidente del PPD en Cabo Rojo agregó que "la Resolución mencionada, aprobada por la Legislatura Municipal, no autoriza el desembolso de fondos ni el uso de maquinaria y empleados municipales en las facilidades del Hotel Lighthouse. Recordó que la prensa publicó recientemente que las corporaciones dueñas del hotel, JMR Development Group y JMR Tourist Development Group, se declararon en quiebra porque la primera adeuda $48 millones y la segunda $79 millones.

 

"Esta ilegalidad del gobierno municipal de Cabo Rojo se suma a las serias irregularidades en la administración de los presupuestos y recursos económicos del Municipio, cometidas por la Alcaldesa Rodríguez y su equipo de trabajo.

 

Sostuvo que "la Alcaldesa ha venido acumulando déficits presupuestarios ascendentes a $9 millones durante los pasados cuatro años fiscales, lo que contrasta marcadamente con el superávit de $5.9 millones que tuvo el municipio en el año fiscal 2007, el último del fenecido alcalde San Padilla," afirmó "Bobby" Ramírez.

 

Reafirmó que "la situación deficitaria provocada durante la incumbencia de Rodríguez ha sido comprobada por los estados financieros del auditor externo y los informes de la Oficina del Contralor de Puerto Rico y otros presentados por la administración municipal caborrojeña y que fueron aprobados por la Legislatura Municipal.
"