luisvegaemicicloMientras varios funcionarios del gobierno de Luis Fortuño intentaban, en una vista de presupuesto, justificar la situación económica del país, el portavoz Popular en la Comisión de Hacienda, Luis Vega Ramos, los confrontó con datos en mano y contrastó los resultados de la gestión de gobierno en estos tres años con las expectativas creadas en torno a las mismos.

 

 

"Hoy los funcionarios del gobierno de Luis Fortuño hacen malabares para encubrir el fracaso de la medicina amarga. Tras los 30 mil despidos, los 15 mil millones en préstamos nuevos y los 4,425 millones cobrados al pueblo en impuestos, cargos y cuotas, somos una sociedad más pobre, más violenta, con menos empleos y servicios gubernamentales, así como con un endeudamiento de sobre 65 billones y un crédito colapsado en la UPR, la AEE y probablemente COFINA. En todos los renglones, Fortuño le falló a los puertorriqueños y sus funcionarios tratan de esconder el fracaso de su plan", explicó Vega Ramos.

 

En la vista conjunta de las comisiones de Hacienda de Cámara y Senado, comparecieron el presidente del BGF, Juan C. Battle, el presidente de la JP, Rubén Flores Marzán, el secretario del DDEC, José Pérez-Riera, el del Departamento de Hacienda, Jesús Méndez, y el director de OGP, Juan Carlos Pavía.

Vega Ramos presentó documentación gráfica producida por el gobierno en el 2009 que establecía que si el plan presupuestario, fiscal y económico de Fortuño era implantado, se generarían unos 243,000 empleos en sus proyectos estratégicos, incluyendo unos 100 mil en proyectos de APPs, y que para diciembre del 2010 el índice de crecimiento económico sería de positivo 2.1 porciento. Luego de un largo silencio, la Junta de Planificación alegó que el índice de crecimiento económico será de 0.9 por ciento, proyección que ha sido cuestionada por varios economistas prominentes del país.

 

"Alegan que la reforma contributiva le ha puesto sobre 1,200 millones en el bolsillo a la gente, pero esconden que le han quitado a ese mismo pueblo sobre 4,425 millones. Esta es la suma de lo que nos han quitado: 860 millones en 12 nuevos impuestos de la Ley 7; 645 millones en los salarios y beneficios dejados de ganar por los cesanteados de Ley 7; 220 millones en la cuota de la UPR y 2,700 millones en aumentos en los pagos en energía eléctrica en los últimos 3 años. Esto último a raíz del aumento en 71 % en la tarifa durante este cuatrienio. ¿De qué alivios hablan?", cuestionó Vega Ramos.

 

Tras su interrogatorio, el legislador concluyó que los funcionarios gubernamentales evadieron en su comparecencia las siguientes preguntas que el pueblo quiere sean contestadas:

 

  1. ¿Por qué se despidieron 30,000 servidores públicos y luego se ha mantenido el gasto público en niveles que exceden los 9,000 millones? ¿Se trató de una estrategia para otorgar cientos de millones en contratos a allegados al partido de gobierno?
  2. ¿Por qué no se crearon los 243,000 empleos nuevos prometidos en 2009? ¿Por qué el desempleo bajo su administración ha aumentado de 11.5 por ciento en 2008 a 15.7 por ciento hoy?
  3. ¿Dónde está la inversión de $7 mil millones en 26 proyectos de APPs?
  4. ¿Por qué no se logró el crecimiento económico de positivo 2.1 pronosticado por la Junta de Planificación para diciembre de 2010? ¿Por qué el crédito del gobierno, la UPR y la AEE ha sido degradado? ¿Por qué corre la misma suerte el crédito de COFINA?
  5. ¿Por qué se aumentó la deuda pública a niveles mayores de Producto Nacional Bruto, no se existe obra concreta y los indicadores económicos están peor hoy de lo que estaban antes de poner en vigor su agenda gubernamental?

 

"Luis Fortuño le debe contestaciones al país sobre estas preguntas. Que rinda cuentas y admita lo que el pueblo ya sabe. Que estaba equivocado en su plan económico y presupuestario y que el mismo no le sirvió al pueblo. Hace falta un nuevo enfoque para rescatar la estabilidad de nuestro gobierno y nuestra economía. De eso se trata la discusión en este año de elecciones", concluyó Vega Ramos.