19051El portavoz Popular ante la Comisión de Hacienda cameral, Luis Vega Ramos, señaló que la degradación del crédito del gobierno de Puerto Rico, anunciada hoy por la casa acreditadora Moody's, confirma el fracaso del plan de estabilización fiscal del gobierno de Luis Fortuño y la necesidad de tomar nuevas medidas en consenso para atender la grave crisis que vive el país. 

 

"Hace dos años y medio Luis Fortuño recetó lo que él admitió era medicina amarga de 900 millones en nuevos impuestos, 30 mil de despedidos en el gobierno y 7 mil millones en nueva deuda para así garantizar una economía en repunte para diciembre del 2010 y la salvación del crédito de Puerto Rico. Sin embargo, los despidos en el sector privado, las quiebras y las ejecuciones de hipotecas han aumentado en estos años y ahora acaban de anular el alegado logro del gobierno. Con esta degradación, queda claro que el plan Fortuño para la economía y las finanzas públicas no funcionó y que el país está peor que nunca," señaló el representante popular.  

 

Ante esa situación, Vega Ramos exhortó al gobernador a convocar con urgencia una cumbre económica y fiscal para generar nuevas soluciones a la crisis. "Le propongo al gobernador que nos convoque a todos los sectores políticos, económicos, sociales y sindicales a una cumbre de urgencia para tratar de acordar un Pacto de Estado que nos permita explorar nuevas avenidas de consenso para enfrentar esta situación unidos como puertorriqueños. El gobierno no debe cerrarse a la defensa ciega de un plan que no ha logrado su objetivo. Y el rol de la oposición no debe estar limitado a denunciar lo que no funciona. Es hora de sentarnos a hablar como compatriotas y tratar de dieseñar soluciones de consenso. Aprovechemos que la sesión legislativa está por comenzar," concluyó Vega Ramos.