Blog de Luis

logoversion1

Organización de las Naciones Unidas

Nueva York

Miembros del Comité Especial de Descolonización:

 

Mi nombre es Luis Vega Ramos y soy miembro de la Cámara de Representantes de Puerto Rico. Comparezco también a nombre de los legisladores Luis Raúl Torres, Charlie Hernández López, Carmen Yulín Cruz Soto, Antonio Fas Alzamora y Cirilo Tirado Rivera, así como de los alcaldes Josian Santiago (Comerío), Pedro García (Hormigueros), Martín Vargas (Guánica) y Ramón Hernández (Juana Díaz), todos del Partido Popular Democrático (PPD).

 

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó recientemente un proyecto de ley (HR 2499) en torno al status de Puerto Rico. Dicho proyecto tiene el rechazo de amplios sectores sociales, incluyendo al Partido Popular Democrático, por disponer un proceso injusto, en el que se juega con la papeleta y las opciones, con el claro propósito de predisponer un resultado artificial a favor de la anexión de Puerto Rico a los Estados Unidos. Para colmo, el HR 2499 incluye la subordinación territorial de Puerto Rico a los Estados Unidos como opción a presentarse. Eso es inaceptable. La opción territorial no puede tener cabida en un proceso de autodeterminación.

 

El Senado de los Estados Unidos evalúa que acción legislativa, si alguna, tomará. Los líderes del Comité de Recursos Naturales de dicho Senado emplazaron a la Administración del Presidente Barack Obama, a que exprese claramente cuales son las opciones sustantivas que Puerto Rico tendría para escoger, así como si rechaza o apoya el HR 2499. Un grupo de trabajo designado por el Presidente Obama debe emitir un informe con recomendaciones sobre Puerto Rico no más tarde del 31 de octubre de este año.

 

Ante ese cuadro, es esencial que este Comité se exprese. Reclamamos la aprobación de una resolución que plantee lo siguiente:

 

1. Que se reitera el derecho inalienable del Pueblo de Puerto Rico a la autodeterminación y soberanía;

2. Que se reafirman todas las resoluciones anteriores de este Comité sobre Puerto Rico. Para nosotros es de particular importancia la del 12 de septiembre de 1978, apoyada por el PPD, a través de su entonces presidente, Miguel Hernández Agosto;

3. Que la Asamblea Constitucional de Status es un mecanismo legítimo, efectivo e idóneo para canalizar la autodeterminación;

4. Que se repudia el reiterado intento del Gobierno de Estados Unidos de imponer la pena de muerte en Puerto Rico en menosprecio a la prohibición contenida en nuestra Constitución;

5. Que se libere incondicionalmente a todos los puertorriqueños aún encarcelados por actos relacionados con su lucha anticolonialista; y

6. Que se le EXIJA a la Asamblea General que reabra inmediatamente la discusión del derecho inalienable de Puerto Rico a la autodeterminación.

 

Este último reclamo, ya ha sido hecho institucionalmente por el PPD ante este Comité, a través de sus presidentes, el ex gobernador Aníbal Acevedo Vilá (2008) y el representante Héctor Ferrer Ríos (2009). El compañero Ferrer ha consentido a que reitere dicho reclamo hoy.

 

El programa político vigente del PPD define nuestra propuesta para un Estado Libre Asociado Soberano. Señala lo siguiente: "Soberanía significa que el poder último de una nación sobre sus asuntos reside en su gente, en su pueblo. Para atender el asunto de status de Puerto Rico, debe comenzarse con el reconocimiento de que la soberanía recae sobre el pueblo de Puerto Rico."

 

El puertorriqueño con mayor responsabilidad por la adopción de dicho texto lo fue el Alcalde de Caguas, William Miranda Marín. Recientemente, y tras una ejemplar batalla contra el cáncer, el compatriota Miranda Marín hizo el tránsito a la eternidad, no sin antes dejarnos un enorme legado. Nos enseñó a ser fuertes como el roble, persistentes como el moriviví y valientes como el pitírre.

 

El pasado 15 de febrero, William Miranda Marín estremeció el corazón de nuestro pueblo con unas palabras, que hoy deben resonar en las Naciones Unidas. Dijo:

 

"Hoy, en el nuevo escenario geoeconómico global, aspirar a la soberanía política, al gobierno propio capaz de relacionarse de tú a tú con todos los países del mundo sin pedirle permiso a nadie, no es como se pensaba en otros tiempos y como dijo Muñoz, esclavizarse a la amenaza del hambre. ¡El mundo ha cambiado! La realidad es otra. Y la soberanía política es hoy, por el contrario, la herramienta indispensable para construir el proyecto colectivo de un pueblo.

"En un Puerto Rico soberano tendríamos el poder para crear los mecanismos compensatorios que nos permitan volver a ser competitivos. En el Estado Libre Asociado ya no hay espacio para eso. Estados Unidos busca cada vez más la uniformidad y no hay lugar allí para legitimar mecanismos compensatorios en un territorio por vía de excepción. La soberanía política es, ante todo, un proyecto para recobrar la viabilidad económica del país que ni la estadidad ni la colonia hacen factible.

"Armados con los poderes políticos que nos daría la soberanía, estoy absolutamente convencido que podemos encauzar a nuestro amado Puerto Rico de nuevo por la ruta de la prosperidad."

 

Muchas gracias.