Gobierno

logoversion1

El representante Luis Vega Ramos calificó de "correcta e inescapable" la determinación de las Juntas de la UPR y del hospital de dicha institución en Carolina, de solicitar y obtener la renuncia del director de esa institución de salud, Domingo Nevárez, ante señalamientos de que la pobre higiene y seguridad en la Unidad de Intensivo permitieron un brote bacterial que pudiera haber contribuido a la muerte de 32 pacientes.

"Tras varias horas de reunión ejecutiva de la Comisión de Salud de la Cámara con el Sr. Nevárez y otros dirigentes de la UPR, quedé convencido que fueron las deficiencias básicas en higiene, seguridad y salubridad, toleradas por más de un año en la Unidad de Intensivo del Hospital UPR de Carolina, el detonante directo del brote de la bacteria AB, el cual se especula pudo ser un factor en facilitar el deceso de 32 pacientes y el contagio de unos 70. De la información recibida en la reunión ejecutiva quedó claro, que funciones sencillas como lavado de manos, cuido de uñas del personal de la institución, así como el manejo y limpieza de instrumentos médicos, sencillamente no estaba siendo puesto en vigor. Por eso el brote, que por el análisis de personal del CDC data, al menos el verano del 2012. Eso exigía que la persona a cargo de dirigir el hospital, cesara en sus funciones", explicó Vega Ramos.

El legislador Popular, miembro de la Comisión de Salud, señaló que salió de la reunión ejecutiva convencido de que el Sr. Nevárez no podía permanecer como director del Hospital de la UPR en Carolina. "Su aceptación de que había deficiencias higiénicas y de seguridad en la Unidad de Intensivo, así como el resultante brote bacterial, hacían impostergable la salida. Sin embargo, por deferencia a la autonomía universitaria, creí propio darle una oportunidad a los organismos de la UPR que actuaran. Habiéndolo hecho, expreso mi coincidencia con su determinación" añadió.

Vega Ramos concluyó que los procesos de adjudicación de responsabilidades y acciones correctivas deben continuar. "Tanto la UPR, como el Departamento de Salud y la Cámara de Representantes debemos continuar el proceso de esclarecer esta situación y de adoptar medidas para garantizar que no se repita en ningún hospital. Esperamos contar con el apoyo del Centro de Contro de Enfermedades de Estados Unidos en esta tarea".

S5 Box