Gobierno

logoversion1

vegaramoscrece21El Secretario de Educación, Rafael Román, confirmó hoy que ni un sólo maestro de los aproximadamente cinco (5) mil adiestrados a un costo del $80 mil cada uno por Crece 21 está dando clases en las áreas de difícil reclutamiento para las cuales fueron matriculados en dicho programa.

En la continuación de las vistas públicas que celebra la Comisión de Educación para el Fomento de las Artes y la Cultura, sobre la Resolución de la Cámara 951 para investigar cómo se ha administrado y operado el programa y los fondos del proyecto Crece 21 para el cual se invirtieron $49 millones provenientes de asignaciones del Departamento de Educación Federal, Román explicó que el fin del programa era resolver el problema de reclutamiento de maestros en áreas que ellos identificaron como de difícil reclutamiento como lo son el inglés, las ciencias y las matemáticas.

"Hoy tenemos que cero (0) maestros de los 350 que recibieron el certificado, ninguno está dando clases en lo que fueron certificados porque no hubo una política pública articulada para que les garantizara. De hecho, la Oficina de Certificación Docente (del Departamento de Educación) no participó en este proceso", expresó el Secretario Rafael Román.

Durante su ponencia, el Secretario relató cómo dos convenios se otorgaron entre el Departamento de Educacieon (DE) y la Universidad de Puerto Rico (UPR) para la ejecución del proyecto por $24.5 millones cada uno para un total de $49 millones. $17.11M sufragados por la Ley de Reinversión y Estímulo Económico Federal (ARRA) y el remanente sufragado del Programa de Título I bajo la sección 1119 de la Ley de Educación Elemental y Secundaria del 1965, según enmendada.

Román detalló los servicios que incluían ambos contratos relacionados con la certificación y recertificación de maestros, sin embargo ninguno de los contratos "contemplaron en ningún momento la provisión de computadoras, teléfonos o conexión a Internet". Román y otros funcionarios del DE aclararon que el contrato establecía una estructura donde la UPR podía facturar $9,800 por impartir y certificar hasta 21 créditos en Educación a cada participante.

La UPR facturó entre junio de 2011 a diciembre de 2012 $45,362,800, de los cuales $26,283,600 fueron arponados para pago y desembolsados por el DE. La Oficina de Asuntos federales del DE aprobó para diciembre de 2012 el pago de $6 millones adicionales por concepto de otras 10 facturas que sumaban $10,182,200, pero en febrero de 2013 esa misma oficina solicitó a Finanzas la suspensión del pago de facturas para hacer una revisión extensiva. Como resultado de esta investigación el DE rechazó el pago del 77% del monto facturado toda vez que $3.5 M correspondían a duplicidad de participantes y de los otros $4.3 facturados no surgía evidencia de haber completado el proyecto.

Por su parte el director ejecutivo de la Presidencia de la UPR, Lcdo. Manuel Cámara Montull, en representación del Presidente Uroyoán Walker, dijo que una vez el Presidente advino en conocimiento de la situación, "en Semana Santa en abril pasado", solicitó a la Junta de Gobierno de la Universidad, que la investigación de los auditores internos se hiciera extensiva a todos los recintos, no sólo al recinto de Ciencias Médicas de donde proviene el informe, y la Junta lo avaló.

Cámara Montull, acompañado por la directora de la División Legal, Lcda. Cristina Alcaraz Emmanuelli, explicaron que por instrucción del pasado Presidente Lasalde todos los documentos relacionados con el programa Crece 21 están guardados en los recintos. Reconocieron además, que no han evaluado la información de cada recinto. La licenciada Alcaraz admitió que la Oficina del Contralor ya ha visitado el Recinto de Utuado.

Ante el cuestionamiento del Presidente de la Comisión de lo Jurídico, Luis Vega Ramos, sobre la inversión en dos actividades celebradas en hoteles durante el año 2011 y 2012 y en las que se incurrieron en gastos por $70 mil en una noche y $500 mil en una semana, ambos funcionarios dijeron desconocer detalles. Lo que provocó que la Presidenta de la Comisión, representante Brenda López de Arrarás, solicitara que la UPR someta durante los próximos cinco días un informe sobre los desembolsos atribuibles al proyecto que se hicieron a través de la Presidencia de la Universidad.

Igualmente, Vega Ramos cuestionó a los funcionarios del DE si el Departamento había sido informado o invitado a las dos actividades de estadía y servicios en el Caribe Hilton celebradas para Crece 21 y éstos declararon no tener constancia oficial alguna.

"Tenemos unas deferencias por la Universidad y por la autonomía en la que uno cree, pero no sólo estoy aquí por mi amor a la UPR, estoy aquí por un hecho que hirió la reputación de mi Alma Mater y dejó desprovisto a los niños de Puerto Rico de contar con maestros que le brindaran la educación en las materias que más necesitamos en este momento para echar al país pa'lante", expresó el representante Vega Ramos, autor de la medida.

La representante López de Arrarás señaló que "no llevará a cabo un cacería de brujas, pero que llevará la investigación responsablemente con el propósito de asegurarnos de que algo así no se repita".

El licenciado Cámara Montull anticipó que la UPR tomará, tras los hallazgos de la investigación, las medidas necesarias para corregir, incluyendo el cobro de dinero si es lo que procede. De igual manera recibió positivamente una petición de Vega Ramos de someterle a la Comisión varias investigaciones y auditorías que está por presentarse a la presidencia universitaria.

La iniciativa Crece 21 es un esfuerzo colaborativo entre la Universidad de Puerto Rico y el Departamento de Educación con el propósito derecertificar maestros en materias de difícil reclutamiento. La resolución pretende y auscultar si hubo en el proceso mal manejo de fondos.

El programa se desarrolló principalmente en el Recinto Universitario de Utuado y en las unidades de la Universidad de PR en Ponce,Humacao, Aguadilla, Arecibo, Cayey, Mayagüez y el Recinto de Ciencias Médicas.

 

S5 Box