Presupuesto

logoversion1

El Representante Luis Vega Ramos presentó hoy una medida que tras su aprobación, sería conocida como la "Ley de Justa Protección de las Bonificaciones y del Fondo de los Pensionados del Sistema de Retiro de 2013". La medida propone enmendar la Sección 1022.03 de la Ley Núm. 1-2001 para aumentar la Contribución Alternativa Mínima aplicable a aquellas corporaciones que hacen compras para sus industrias o negocios de más de $50 millones al año de un uno (1%) a un cuatro por ciento (4%).

De ser aprobado el P. de la C. XXX, generaría aproximadamente $150 millones anuales adicionales, dinero que iría a garantizar por 15 años ciertos beneficios a los pensionados e inyectaría nuevos ingresos al fondo de pensiones.

"Esta contribución ya existente sólo aplica a corporaciones que hacen compras de propiedad mueble por $50 millones o más como parte de sus industrias o negocios en Puerto Rico", explicó Vega Ramos. "La presente legislación se ampara en un fuente de ingresos existente, recurrente y con la capacidad de generar la cantidad de dinero necesaria para evitar los recortes a las aportaciones a los planes médicos de los pensionados, a beneficios por muerte o incapacidad debido a labores de alto riesgo y para inyectar nuevos recursos al fondo de pensiones por un período de 15 años, al término de los cuales el ingreso adicional aquí generado entraría al Fondo General", explicó Vega Ramos.

La medida, según propuesta, obligaría a que comenzando el 1 de julio del 2013 y terminando el 30 de junio de 2028, el 75% de los recaudos bajo dicha sección enmendada, sean transferidos al Sistema de Retiro para ayudar a cubrir los pagos de pensiones y varios compromisos y bonificaciones con los pensionados de dicho sistema tal y cual existían al 1 de enero del 2013. "Para esa fecha el Sistema de Retiro deberá absorber el costo de las mismas, tras la implantación de la reforma integral aprobada en conjunto con esta Ley por la Asamblea Legislativa", añadió el legislador.

La Sección 1022.03 de la Ley Núm. 1-2011 estableció una Contribución Alternativa Mínima aplicable a Corporaciones. La misma se determina a través de una contribución mínima tentativa que será la cantidad mayor entre el 20% del monto por el cual el ingreso neto alternativo mínimo para el año contributivo exceda el monto exento, reducido por el crédito alternativo mínimo por contribuciones pagadas al extranjero para el año contributivo; o el uno por ciento (1%) del valor de las compras de propiedad mueble de una corporación relacionada cuando dichas compras exceden los $50 millones al año.

En la mayoría de los casos, la responsabilidad contributiva de los contribuyentes a quienes le aplica esta Sección se determina bajo la fórmula del uno por ciento (1%). Las compras estimadas sujetas a esta Contribución Alternativa Mínima aplicable a Corporaciones rondan los $5 mil millones anuales. El uno por cuento (1%) de dicha suma ronda los $50 millones. Aumentar el por ciento de tributación por estas compras corporativas producirá alrededor de 150 millones anuales adicionales. Esta contribución aplica, primariamente, a las grandes cadenas de ventas al detal que operan en Puerto Rico con ganancias de decenas de miles de millones de dólares al año.

Vega Ramos explicó que está seguro que este limitado aumento en la responsabioidad contributiva de estas corporaciones no tendrá efecto directo en los consumidores. "El modelo de negocios de estas empresas es la venta en volúmen al menor precio posible. Esa es, esencialmente, la identidad corporativa que les genera ganancias multimillonarias a través de todo el planeta. Cuando se les impuso el uno por ciento en el 2011, no alteraron su estructura de precios al consumidor. Además, uno de sus principales segmentos de su clientela son precisamente los retirados que verán salvadas sus pensiones con esta mdida," añadio Vega Ramos.

El representante por acumulación recalcó que la aprobación de este proyecto tendría un efecto de equiparación de la respinsabilidad contributiva de estas empresas con la que se le impusiera en el 2010 y se renovara recientemente a las compañías foráneas de manufactura a través de la Ley 154. En ambos casos, la tasa tributaria sería de 4%.

"Al aprobar esta Ley, la Asamblea Legislativa ha identificado una fuente de ingreso recurrente, suficiente y razonable para los propósitos de esta Ley que no grava directamente el bolsillo del contribuyente individual o de las pequeñas y medianas empresas que operan en Puerto Rico", concluyó el legislador.

S5 Box