Lo Jurídico

logoversion1

notarios1

Las organizaciones que agrupan a los notarios en Puerto Rico brindaron hoy su apoyo hoy al P de la C 696, de la autoría del representante Ángel Matos, que enmendaría el Código Civil de PR 1930 con el propósito de autorizar a los abogados/notarios públicos a oficializar el matrimonio y registrarlo debidamente en Puerto Rico.  

La celebración del matrimonio está regulada por el Código Civil y por la Ley Num. 24 de 22 de abril de 1932, según enmendada. En cuanto a quienes podrán celebrarlo, establece el artículo 75 del Código Civil: "Todos los sacerdotes u otros ministros del evangelio, debidamente autorizados u ordenados, rabinos hebreros y los jueces del Tribunal Supremo, jueces del Circuito de Apelaciones, jueces del Trinbunal de Primera Instancia, los jueces y los jueces magistrados de la Corte de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico, pueden celebrar ritos de matrimonio entre todas las personas legalmente autorizadas para contraerlo".

El Presidente de la Comisión de lo Jurídico de la Cámara, Luis Vega Ramos, aclaró que su criterio fundamental será si la propuesta "desprotege" al interés público y la certeza, información u orientación que deben tener los ciudadanos antes de casarse. "Evaluaré si conceder o reconocer la autoridad de lo jueces y ministros religiosos a los notarios, pone de alguna manera en un estado de indefensión o no a los ciudadanos que opten por el notario de ser aprobada esta medida", sostuvo el representante Vega Ramos.

"El notario es posiblemente el profesional más regulado por las leyes, reglamentos, ética profesional en PR y el Honorable Tribunal Supremo de PR, asistido por la Oficina e Inspección de Notarias", dijo el Instituto del Notariado Puertorriqueño al favorecer la medida. Por su parte la Unión Internacional del Notariado expresó que en muchas jurisdicciones, incluyendo España, ya se realizan matrimonios ante notarios y la experiencia ha sido favorable. El Presidente de la Asociación de Notarios de Puerto Rico, Pedro Ortiz Bey, favoreció que se amplíen las competencias del notariado puertorriqueño, y apoyó que se le permita al notario celebrar en sede notarial, matrimonios, tramitar divorcio por mutuo acuerdo y brindar reconocimiento legal a las Parejas de Hecho.

La medida tuvo el apoyo del Departamento de Justicia, que presentó una ponencia por escrito. Sin embargo, el Tribunal General de Justicia expresó reservas, reiterando la Resolución del Tribunal Supremo del 11 de mayo de 1998 a tales fines. Igualmente, advirtió que, de convertirse en ley el proyecto hace falta un periodo de transición no menor de 180 días, así como disponer para el impacto fiscal de dicha traición sobre la Rama Judicial.

 

 

#SomosUno

 

Contáctenos

S5 Box