PPD

logoversion1

capitoliosenado

Hoy, desgraciadamente, el pueblo de Puerto Rico sufre otro golpe a la credibilidad de las instituciones llamadas a velar por la ética en la gestión pública. Sin esbozar ni un solo argumento, la Comisión de Ética de la Cámara de Representantes ha desestimado la querella para investigar el escándalo de $3 millones por corrupción en la Superintendencia del Capitolio. 

 

La Comisión se ha tornado en un organismo impenetrable, sordo a los reclamos éticos del pueblo, que evita entrar en los méritos de los serios asuntos que se le traen. Es una pena que, sin articular explicación o fundamento alguno, se hayan negado investigar en sus méritos la responsabilidad ética de la compañera Jenniffer González Colón por un escándalo que le costó al pueblo de Puerto Rico unos $3 millones y que benefició directamente a un contratista, hoy encausado para juicio por estos hechos, y que aportó a las campañas de Jenniffer González, Thomas Rivera Schatz y el ex Superintendente del Capitolio.

 

La querella se radicó en tiempo, cumplía con los requisitos de forma y contenido y contaba con robusta evidencia, constituida por documentos oficiales y públicos, para que se asumiera jurisdicción de acuerdo con el reglamento. No se justifica la determinación tomada y defrauda al pueblo.

 

Ver resolución Comisión de Etica

S5 Box